Con el rosario en los ovarios

14Mar09

Hoy por la mañana charlábamos en el panel del noticiero de radio sobre la decisión del Congreso local de aprobar la Iniciativa Bailleres, una reforma en contra del aborto, la eutanasia y las sociedades de convivencia. El objetivo era la modificación de la fracción I del Artículo 18, que reza que “la vida humana debe ser protegida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.” Desafortunadamente, los legisladores se portaron a la altura de la mojigatería de un estado históricamente persignado. “Antes decíamos el que nuevo PAN se parecía al viejo PRI, ahora este nuevo PRI se parece al viejo PAN“, calificó Liliana Tecpanécatl al aire, al señalar el papel del tricolor – que ostenta la mayoría en las curules – al alinearse con la derecha.

En lo personal, me da tristeza ver que este tipo de temas sigan siendo repudiados bajo argumentos retrógradas. Puebla es uno de los estados con más muertes por abortos clandestinos. ¿Cuántos fallecimientos nos ahorraríamos con las regulaciones pertinentes en la práctica abortiva? Y ni qué hablar de la eutanasia o las sociedades de convivencia, que para las conciencias de la doble moral, una es equiparable al asesinato y otra promotora de la decadencia. Pero más allá del retroceso social que implica la autorización de esta reforma, lo verdaderamente deleznable es el atropello al Estado laico, bajo la pantalla de la defensa de la familia:

Pablo Fernández del Campo reconoció en tribuna que la iniciativa que horas más tarde se convirtió en el capítulo V de la Constitución de Puebla se basó en textos religiosos como la Carta de los Derechos de la Familia dictada por Juan Pablo II en 1983, pero le restó importancia: “y aunque se basara en el manifiesto comunista, se trata de la familia”

Eso pasa en un estado que legisla con bases doctrinales, con una agenda que contraviene al interés de la sociedad que simula representar. Legislar el aborto, la eutanasia y las sociedades de convivencia no equivale a promoverlas, sino a darle opciones a la población. “Una mujer que desea abortar, lo hará; si desea conservar a su hijo – aún si es producto de una violación -, lo defenderá. Ultimadamente, es decisión de cada mujer”, comentó Liliana por la mañana. Mientras tanto, el conservadurismo seguirá reinando. Indefinidamente, hasta que – como rezaba una de las muchas pancartas en el Congreso poblano – saquen los rosarios de los ovarios.

Anuncios


8 Responses to “Con el rosario en los ovarios”

  1. 1 Hein?

    .

    Sin palabras… realmente no toleró esa sarta de mojigatería.

    Ya vez que por acá, el gobierno que aprobó el aborto, ya nos prohibió parrandear hasta altas horas de la noche.

    .

  2. Admito y creo en la libertad de culto y creencia, pero cada día que pasa creo de modo más ferviente que la mayoría de los que adoran a la iglesia como institución son una sarta de idiotas.

  3. Siempre lo mismo con los “defensores de la familia” y la ICAR, mi mortal enemiga: desacreditar y atacar al aborto, eutanasia y sociedades de convivencia sin ofrecer una sola alternativa viable.

    Que los anticonceptivos no porque son del diablo, que sólo el hombre-en-la-cruz decide cuando muere uno y que el matrimonio es hombre-mujer y cualquier otro pensamiento es herejía y condenación eterna.

    ¿Desde cuando terminó la separación Iglesia-Estado que tanto defendió Juárez? En serio, díganme, porque cuando un presidente como Calderón alaba a la ICAR en la reunión de las familias (o como se llame la cumbre esa de merolicos religiosos despotricando contra todo lo distinto) y un estado trata de aprobar una reforma retrógrada como ésta sólo nos lleva a pensar que las Leyes de Reforma se las cargó el payaso y nadie nos avisó.

  4. 4 hermana de Denryuu

    Querido Pepe: este es uno de los temas en los que siento disentir, y me da mucho dolor que la gente juzgue superficialmente sobre la vida de otros. Es un tema muy largo y no tengo tiempo para explicarlo ampliamente, lo único que te puedo decir es que las leyes deben representar a sus ciudadanos y si éstos consideran que la dignidad de la vida se representa desde los ideales cristianos, ésto mismo debe estar plasmado en la constitución. Afortunadamente los gays no son la mayoría y por lo tanto no tienen una representatividad suficiente en el congreso para cambiar. No sé qué argumentos retrógradas son los que conoces, pero te puedo asegurar que los que yo conozco no lo son. Esto sin mencionar casos en los que mujeres violadas, puedes encontrar muchos en la Casa de la Niñez Poblana, menores de edad quieren tener a sus hijos, porque son sus hijos, no lo olvides.
    Te pido por favor que no hagas argumentos como estos tan a la ligera, porque los que también somos tus lectores merecemos un poco de respeto a nuestras creencias sobre la dignidad de la vida.

  5. 5 Pepe Flores

    Mi querida Caty:

    Lamento que no concordemos al respecto en este tema, pero me parece el respeto de ambos lados del espectro es parte importante para el debate y el acuerdo. Un par de comentarios míos para aclarar mi postura:

    1) Reitero: que el aborto esté legislado, no implica que se promueva. Significa una medida para evitar el alto número de muertes por abortos clandestinos. Claro que muchas mujeres prefieren tener a sus hijos y darlos en adopción. Como he dicho, la decisión acerca de la concepción es un asunto personal: por ejemplo, si los valores de una mujer le instan a preservar la vida del producto de una violación, adelante. Nadie le obligará a abortar.

    2) Coincido: las leyes deben representar a los ciudadanos, pero también protegerlos de la ‘tiranía de la mayoría’. Si viviéramos en un Estado islámico, y tú fueras practicante del catolicismo, ¿te gustaría que se te persiguiera por tus creencias? Ésa es la fortaleza de un Estado laico. Mi crítica es que el ideal de familia que se promovió para la reforma no refleja la realidad de sus ciudadanos. Es, como indico, sólo un ideal Retomando tu argumento: ¿representa una idea ajena al contexto a la mayoría?

    3) Me decepciona que los legisladores poblanos usen criterios tan retrógradas como evitar las sociedades de convivencia entre homosexuales (que, dicho sea de paso, no son exclusivas para ese grupo) sólo por su preferencia sexual. Retrógrada, porque recuerdo que antes se le negaba el trabajo, el voto, y demás derechos a las mujeres porque sacarlas de la casa atenta contra la familia.

    4) No consideres esta entrada (ni esta respuesta) como un ataque a tus creencias. Las respeto, y seguramente comparto y difiero contigo [y el resto de mis lectores] en muchos puntos de mi cosmovisión. Agradezco que utilices el espacio para representar otro punto de vista, y así someter los argumentos al debate. Lo que comparto es mi opinión personal: concidir (o no) dependerá del criterio de cada uno.

    Un saludo hasta España,
    Pepe.

  6. 6 hermana de Denryuu

    Gracias por tu respuesta Pepe, lo único que quisiera decir al respecto es que el aborto no es la solución al problema. El problema es estructural y no por tener una legislación que permita el aborto se progresa socialmente.
    No me siento atacada, pero no llevo el rosario en los ovarios, lo llevo en la mano y lo rezo, orgullosamente, todos los días y le pido a Dios por la humanidad y por tí. De todas maneras que sepas que leo este espacio porque lo considero muy interesante y porque me importa lo que piensas.

  7. 7 Denryuu

    Alguien habia de decirle a los legisladores que los intereses de la sociedad que representan no son necesariamente los mismos que los suyos.

    Irónico que en un estado donde se venera tanto al Benemérito, al mismo tiempo se las ingenien para socavar los logros de la Guerra de Reforma.

    @Caty: *facepalm*

  8. Hermana de Denryuu:

    “El aborto no es la solución al problema”

    Creo que todos, sino la gran mayoría, estamos de acuerdo en éste punto. El objetivo a largo plazo que se busca es evitar los abortos, pero por ser innecesarios, no por ser ilegales.

    Pero (y este es punto personal) considero que por el momento, el aborto es un mal necesario hasta que a la gente se le eduque de forma adecuada, hasta que no existan embarazos no deseados, hasta que existan campañas bien llevadas de planificación familiar y pueda erradicarse tanto el comercio infantil como el mal manejo de los orfanatos y casas de adopción.

    Denryuu: Precisamente lo que mencionas es lo que ocurre cuando se vota sin conocer las propuestas ni del candidato ni del partido. Tenemos el gobierno que merecemos, tristemente, hasta que se nos quite lo borregos y aprendamos (como país) a usar nuestro voto de forma inteligente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: