El blog en busca de sentido

18Jun09

Para qué mentirles: este sitio lleva un par de meses en el descuido. Atrás quedaron los tiempos de bonanza, en los que había una o dos actualizaciones por día. No es que el cerebro se me haya secado, ni que la voluntad haya decaído, es sólo que a veces no tengo tiempo de escribir. Ahora que termine la tesis, cuya elaboración me chupó hasta el alma, debería retomar el ritmo. Pero, por alguna razón que desconozco, no es tan fácil como parece.

Rara vez me detengo a pensar en por qué escribo esta bitácora. A veces, creo que es sólo para saciar esa necesidad cuasipatológica de publicar lo que me pasa [aunque, a decir verdad, para eso está mi cuenta de Twitter]. En otras, porque me gusta escribir de lo que me plazca, y opinar a diestra y siniestra. En muchas ocasiones, escribo tomando en cuenta a mis lectores, sea añadiendo bromas locales o escribiendo sobre temas que me sugieren. Otras, las menos, sólo abro el grifo y dejo salir las letras que tengo contenidas. Caramba, ni siquiera en el tono he hallado homogeneidad. A veces salgo con un video pendejo, y otras con una disertación filosófica.

Los visitantes más regulares habrán notado que la imagen de este blog ha cambiado drásticamente en los últimos meses. Creo que he usado cinco o seis templates diferentes. Es parte de la búsqueda de sentido de este blog, que, por metonimia, es parte de la búsqueda de su autor. El descuido ha llegado a tal grado que el dominio aún no está restablecido [y eso que ya lo pagué la semana pasada] porque se me ha pasado enviar una copia legible del recibo de pago. Yo qué culpa de no tener un escáner a la mano. Es más, no están pa’ saberlo, pero esta entrada la empecé a escribir el 10 de junio [¡hace más de una semana!]. Así de disperso ando.

Podría echarle la culpa a muchas situaciones. Ya saben, que me acabo de graduar [con honores, gracias], que ya vivo solo [pero sigo de mantenido], que ando buscando trabajo [sin saber dónde encontrarlo], que no tengo ni perro que me ladre [y pa’ colmo, mi gato se quedó en mi hogar materno], y un sinnúmero de pretextos más. Mis amigos me reconfortan diciéndome que ésta es una época de cambios, pero ¿qué es la vida sino una sucesión de impredictibilidades y acontecimientos aleatorios? Ergo, no hallo pretexto ni explicación para mi pachorra bloguera. Sólo ando bloqueado, pues.

Así que, a manera de disclaimer, les ofrezco una disculpa por las pocas actualizaciones y lo errático de las entradas en los últimos días semanas meses. Pero, sobre todo, les agradezco de todo corazón que, a pesar de los pesares, sigan detras del monitor [¡ah, que pinche cursi!], dejando comentarios y demás. Gracias, totales. Sigan en sintonía.

Anuncios


6 Responses to “El blog en busca de sentido”

  1. Lic! jejeje… Pues así pasa generalmente, así que no se agüite, en est avida es de encontrarse con uno mismo y ser así. Cuando uno se encuentra, se siente excelente [más cuando comienza uno a vivir solo…]

    Animo! Eso sí, no hay que rendirse 😉

    Cuidese! Estamos en contacto!

    El ahora sí,

    Ing. Cardioide jajajaja

  2. busca chamba en una ong y que te manden a arreglar los problemas del mundo
    y nos cuentas como te fue

  3. 3 Pepe Flores

    Gracias por los ánimos. Por cierto, eso de buscar chamba en una ONG no va mucho conmigo, aunque admito que a Médicos Sin Fronteras o a Greenpeace no les haría el feo.

  4. 4 Denryuu

    Tu escribes poco, yo checo tu blog cada nunca. Creo que estamos a mano… Secretamente deseo que no hayas escrito mucho para no haberme perdido de tanto, pero lo mucho o poco que escribas es bienvenido.

  5. Quiúboles mi, ya, Lic.

    Oye, leyendo éste y demás posts, no haz replanteado que tal vez, y sólo tal vez estés en la tan mencionada Crisis de egresado ¿?

    Al menos, casi a todos mis ex-compañeros de aula nos dio de cierta forma. Claro, hubo casos en los que de plano tuvimos que sedarlos y amarrarlos cual Regan en plena posesión.

    ^_^

    Bueno, ok, no tanto… pero sí hubo casos especiales.

    Sé que no soy ‘comentarista asiudo’ de este tu bló, pero si de algo sirve… me gusta leerte. (¿ya lo había comentado antes, edá?)

    Whatever.

    Pero donde sí me entero del día a día del buen y ponderado Lic. Padaguan es en el ‘feis’.

    Saludos y ánimo para decidir qué pasa(rá) con esta bitácora.

  6. Fe de erratas:

    *asiduo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: